El impacto de la realidad aumentada

Bush fue un ingeniero, inventor y un administrador científico americano que estuvo a cargo de la Oficina de Investigación y Desarrollo Científicos estadounidense durante la segunda guerra mundial.

Casi todas las investigaciones y proyectos militares durante el período de la guerra se llevaban a cabo a través de esta oficina, incluyendo los importantes avances en radar y la iniciación y la administración precoz de las primeras armas nucleares.

El artículo escrito por Bush se tituló “Cómo podríamos pensar (As We May Think)”. En él se destacaba un concepto pionero para una futurista máquina operada en la red, casi parecido a los dispositivos con conexión a Internet de hoy en día, llamado “the memex”. Bush ya introdujo el concepto de the memex en los años 30, imaginándoselo como una forma de ampliación de memoria consistente en un dispositivo basado en microfilm que podía almacenar todos los libros, documentos y comunicaciones de un individuo.

Este dispositivo se mecanizó para que el individuo pudiera consultarlo con gran velocidad y flexibilidad. Vannevar vio the memex como un aumento de la memoria de una persona que emula por medio de asociaciones mediante índices y paradigmas jerárquicos y tradicionales de almacenamiento la manera en la que el cerebro establece conexiones.

Después de haber estado pensando sobre el potencial de la realidad aumentada tras muchos años, Bush dio rienda suelta a sus pensamientos en “Cómo podríamos pensar”, prediciendo que “tipos de enciclopedias completamente nuevos aparecerían, listos para ser dejados en the memex para su amplificación”.

Las descripciones de Bush fueron un poderoso precursor para la presente tecnología digital y lo mismo podría haber descrito los modernos ordenadores personales, tablets o los portátiles.

El visionario artículo escrito por Bush tuvo una gran influencia sobre el invento del ratón de Douglas Engelbart y la creación de los términos hipertexto e hipermedia. La visión de Bush hizo que desarrolladores crearan la tecnología digital que hoy consideramos normal.

El equivalente de hoy al descubrimiento de Bush es igual de revolucionario. Esta tecnología se llama realidad aumentada (RA). La RA tiene el potencial de actuar como el precursor de las futuras transformaciones tecnológicas y como catalizador de un cambio en la rutinaria naturaleza de la vida cotidiana.

En la convención Escape Velocity de 2017, Don Shin, fundador del desarrollo software de la compañía Crosscom, recreó la famosa escena de la película “Sentencia previa (Minority Report)”, una película de acción americana en un futuro distópico dirigida por Steven Spielberg en 2002. En dicha escena Tom Cruise investiga un crimen usando varias pantallas de ordenador holográficas o traslucientes que se controlan moviendo simplemente la mano. Shin quería ilustrar el potencial de la RA además de una herramienta doméstica y algo que pareciera asombroso.

Shin usó unos headsets de RA especialmente diseñados para crear una pantalla interactiva justo delante del usuario con la que se podía interactuar moviendo la mano. El resultado fueron una serie de ventanas virtuales superpuestas al campo de visión normal de la RA – desgraciadamente sin estar en formato holográfico.

La pantalla estaba diseñada intuitivamente y reproducir un vídeo era tan fácil como acercarse y tocarlo, mientras que rebobinar y adelantar requería que los usuarios tomaran el video y lo rotaran a su izquierda o derecha.

Si lo sostienes usando los dos dedos índices, un menú aparece entre ellos. Y un programa se ejecutaría si te acercas y lo tocas. Expandir la ventana es tan simple como dar la vuelta a la mano.

La RA podría ser de un gran valor cuando se use adecuadamente en la industria, en la educación o incluso para usos domésticos. Como presentar recetas en el campo de visión mientras cocinas o por ejemplo para mantener información importante en tu campo de visión mientras trabajas en algo sin tener que apartar la vista del ordenador.

La RA es una forma de amplificar la realidad física o existente para mejorar la información – mejora creada a través del suministro de contexto y contenido adicionales. La RA proporciona el enriquecimiento de datos a través de la superposición directa en el mundo físico y, por consiguiente, proporciona un marco interactivo que tiene el potencial de mejorar todos los aspectos de la vida cotidiana.

En estos últimos años, La RA ha empezado a plantarle cara a duros problemas y está solucionando verdaderas necesidades en los campos de ingeniería, fabricación, distribución y médicos. Por ejemplo, la app Smart Reality creada por JBK Knowledge permite ver a los ingenieros y arquitectos sus diseños y planes 2D en modelos 3D gracias a smartphones y tablets, que son de ayuda para familiarizarse con las dimensiones espaciales antes de que la construcción comience.

En el sector médico, AccuVein es un dispositivo de mano basado en RA que permite a las enfermeras y a los doctores escanear el cuerpo del paciente visibilizando las venas. AccuVein dio lugar a una reducción de reclamaciones de los clientes en un 45%, y el 81% de las enfermeras afirmó que usar AccuVein resulta en la mejora de la capacidad de canular (el procedimiento de introducir un tubo fino en la vena).

Tal y como presagió el concepto de the memex en lo que respecta a la tecnología de hoy en día, la RA ofrece un salto histórico similar y relevante sobre la futura tecnología.

Aunque the memex no es un precursor conceptual directo de la RA, sí es un ejemplo del concepto que ha dado forma a los mismos pilares fundamentales de los dispositivos digitales para la comunicación, la interacción de datos y  la mejora de la información que han cambiado la base de nuestra sociedad.

La realidad aumentada tiene el potencial de impactar sobre nuestro futuro tanto como the memex.