Probablemente has oído lo importante que es el blog para el éxito de tu marketing. Pero es importante que aprendas a crear un blog y a escribir entradas para que cada artículo apoye tu negocio.

Sin un blog, tu SEO puede fracasar, no tendrás nada que promover en las redes sociales, no tendrás influencia sobre tus clientes potenciales y consumidores, y tendrás menos páginas para poner en práctica esas valiosas llamadas a la acción que generan clientes potenciales.

Entonces, ¿por qué casi todos los vendedores con los que hablo tienen una lista de excusas para no poder escribir en sus blogs?

Tal vez porque, a menos que seas una de las pocas personas a las que les gusta escribir, los blogs de negocios no suelen estar bien trabajados.

¿Qué es un blog?

Un blog es literalmente la abreviatura de “web log”. Los blogs comenzaron a principios de los años 90 como un diario en línea para que los individuos publicaran sus pensamientos e historias en su propia página web. Los bloggers luego comparten sus publicaciones en el blog con otros usuarios de Internet. Las entradas de los blogs solían ser mucho más personales para el escritor o grupo de escritores de lo que son hoy en día.

Hoy en día, personas y organizaciones de todos los ámbitos de la vida gestionan blogs para compartir análisis, instrucciones, críticas y otras observaciones de una industria en la que son expertos en alza.

Después de que leas este post, no habrá absolutamente ninguna razón por la que no puedas bloguear todos los días… y hazlo rápido.

Con todo este “cómo hacer un blog“, literalmente cualquiera puede hacer un blog siempre y cuando conozca realmente el tema sobre el que está escribiendo. Y como eres un experto en tu industria, ya no hay razón para que no puedas sentarte todos los días y escribir una excelente entrada en el blog.

Cómo escribir una entrada de blog

1. Comprende a tu público

Antes de empezar a escribir tu primera entrada en el blog, comprende claramente a tu público. ¿Qué es lo que quieren saber? ¿Qué resonará en ellos? Aquí es donde la creación de tus buyer person es muy útil. Considera lo que sabes acerca de tus compradores y sus intereses mientras creas un tema para tu entrada de blog.

Por ejemplo, si tus lectores son millenials que buscan iniciar su propio negocio, probablemente no necesites proporcionarles información sobre cómo empezar en las redes sociales, ya que la mayoría de ellos ya lo han hecho. Sin embargo, es posible que desees darles información sobre cómo ajustar su enfoque de las redes sociales desde un enfoque más casual y personal hasta un enfoque más empresarial y centrado en las redes. Ese tipo de ajuste es lo que te separa de los blogs sobre cosas genéricas a las cosas que tu audiencia realmente quiere (y necesita) escuchar.

2. Crea el dominio de tu blog

A continuación, necesitarás un lugar para alojar esta y todas las demás entradas del blog que escribas. Esto requiere elegir un sistema de gestión de contenidos (CMS) y un servicio de alojamiento de dominio web.

Un CMS te ayuda a crear un dominio de página web donde publicarás tu blog. Las plataformas de CMS disponibles para que te registres pueden administrar dominios, donde creas tu propia página web, y subdominios, donde creas una página web que se conecta con un sitio web existente.

Esto es igual para todos los bloggers que buscan iniciar su propio blog en su propia página web.

El dominio de tu propio blog se verá así: www.tublog.com. El nombre entre los dos puntos depende de ti, siempre y cuando este nombre de dominio no exista aún en Internet.

¿Quieres crear un subdominio para tu blog? Si ya tienes un negocio de cocina en www.yourcompany.com, puedes crear un blog con el siguiente aspecto: blog.yourcompany.com. En otras palabras, el subdominio de tu blog vivirá en su propia sección de yourcompany.com.

Algunos CMS ofrecen subdominios como un servicio gratuito, donde tu blog vive en el CMS, en lugar de la web de tu empresa. Por ejemplo, podría parecerse a “yourblog.contentmanagementsystem.com”. Sin embargo, para crear un subdominio que pertenezca a la web de una empresa, tendrás que registrar este subdominio con un anfitrión de la web.

3. Personaliza el tema de tu blog

Una vez configurado el dominio de tu blog, personaliza la apariencia de tu blog para que refleje el tema del contenido que piensas crear.

¿Estás escribiendo sobre la sostenibilidad y el medio ambiente? El verde puede ser un color a tener en cuenta cuando diseñes el aspecto de tu blog, ya que el verde suele asociarse con la sostenibilidad.

Si ya administras una página web y estás escribiendo tu primera entrada de blog para esa web, es importante que tu blog sea coherente con esta página web existente, tanto en apariencia como en el tema. Dos cosas que se deben incluir de inmediato son:

  • El logo. Puede ser tu nombre o el logotipo de tu empresa, ya sea que ayude a recordar a tus lectores quién o qué está publicando este contenido. La intensidad con la que quieras dar marca a este blog, en relación con tu marca principal depende de ti.
  • Página “Acerca de”. Puede que ya tengas un anuncio publicitario “Acerca de” describiéndote a ti mismo o a tu negocio. La sección “Acerca de” de tu blog es una extensión de esta declaración de alto nivel. Piensa en ello como la declaración de la misión de tu blog, que sirve para apoyar los objetivos de tu empresa.

4. Identifica el tema de tu primera entrada en el blog

Antes de escribir nada, debes elegir un tema para tu entrada del blog. El tema puede ser bastante general para empezar. Por ejemplo, si eres fontanero, podrías empezar pensando que quieres escribir sobre grifos que gotean.

A medida que vayas investigando, puedes ampliar el tema para hablar sobre cómo reparar una fuga en un grifo en función de las diversas causas de la fuga.

Sin embargo, es posible que no quieras pasar directamente a un artículo de “cómo hacerlo” para tu primera entrada de blog, y eso es aceptable. Tal vez quieras escribir sobre los tipos modernos de instalación de grifos, o contar una historia de éxito en particular en la que hayas arreglado un grifo antes de que inundara la casa de alguien.

Si el primer artículo de instrucciones de un fontanero trata sobre cómo reparar una fuga en un grifo, por ejemplo, aquí hay otros cuatro tipos de ejemplos de ideas de publicaciones de blog con las que un fontanero podría empezar:

  • Entrada basada en una lista: 5 maneras de arreglar un grifo que gotea
  • La entrada de la colección curada: 10 marcas de grifos y lavabos que deberías mirar hoy.
  • Presentación de SlideShare: 5 tipos de grifos que deberían reemplazar al antiguo (con fotos)
  • Una entrada de noticias: Un nuevo estudio muestra que el X% de las personas no reemplazan su grifo a tiempo

Si tienes problemas para encontrar ideas para un tema, puedes convertir una idea en muchas. De manera similar a los ejemplos de “grifo que gotea” mencionados anteriormente, puedes repetir la idea de los antiguos temas para crear nuevos temas únicos y convincentes. Esto se puede hacer:

  • Cambiando el alcance del tema.
  • Ajustando el marco de tiempo.
  • Eligiendo una nueva audiencia.
  • Adoptando un enfoque positivo/negativo.
  • Introduciendo un nuevo formato.

5. Inventa un título provisional

Luego puedes proponer algunos títulos provisionales diferentes, es decir, iteraciones o formas diferentes de abordar el tema para ayudarte a centrar tu escritura. Por ejemplo, podrías decidir limitar el tema a “Herramientas para arreglar grifos que gotean” o “Causas comunes de los grifos que gotean”. Un título provisional es específico y guiará tu publicación para que puedas empezar a escribir.

Tomemos como ejemplo una publicación: “Cómo elegir un tema sólido para tu próxima entrada de blog“. Apropiado, ¿verdad? El tema, en este caso, probablemente fue simplemente “bloguear”. Entonces el título provisional puede haber sido algo como, “El proceso de selección de un tema para un post de blog“. Y el título final terminó siendo “Cómo elegir un tema sólido para tu próximo post de blog“.

¿Ves esa evolución del tema, al título provisional, al título final? Aunque el título provisional no termine siendo el título final (hablaremos sobre eso en un momento), sigue proporcionando suficiente información para que puedas centrar tu entrada de blog en algo más específico que un tema genérico y abrumador.

6. Escribe una introducción (y hazla cautivadora)

Primero, capta la atención del lector. Si pierdes al lector en los primeros párrafos (o incluso en las frases) de la introducción, dejará de leer incluso antes de que haya dado a tu post una oportunidad. Puedes hacer esto de varias maneras: contando una historia o un chiste, siendo empático, o atrayendo al lector con un hecho o estadística interesante.

Luego describe el propósito del post y explica cómo resolverá un problema que el lector pueda tener. Esto le dará al lector una razón para seguir leyendo y le dará una conexión con la forma en que le ayudará a mejorar su trabajo/vida.

7. Organiza tu contenido en un esquema

A veces, las entradas de los blogs pueden tener una cantidad abrumadora de información para el lector y el escritor. El truco es organizar la información para que los lectores no se sientan intimidados por la longitud o la cantidad de contenido. La organización puede tomar múltiples formas (secciones, listas, consejos… lo que sea más apropiado). ¡Pero debe estar organizada!

Pongamos un ejemplo de post, “Cómo usar Snapchat: Una mirada detallada a la estrategia de Snapchat “. Hay mucho contenido en este post, así que lo dividimos en varias secciones diferentes usando los siguientes encabezados: Cómo configurar tu cuenta de Snapchat, Chasquidos vs. Historias: ¿Cuál es la diferencia?, y Cómo usar Snapchat para los negocios. Estas secciones se separan en subsecciones que para entrar en más detalle y también hacer el contenido más fácil de leer.

Para completar este paso, todo lo que necesitas hacer es hacer un esquema de tu post. De esta forma, antes de empezar a escribir, sabrás qué puntos quieres cubrir, y el mejor orden para hacerlo.

8. ¡Escribe tu entrada de blog!

El siguiente paso, pero no el último, es escribir el contenido. No podíamos olvidarnos de eso, por supuesto.

Ahora que tienes tu esquema/plantilla, estás listo para llenar los espacios en blanco. Usa tu esquema como guía y asegúrate de expandir todos tus puntos según sea necesario. Escribe sobre lo que ya sabes y, si es necesario, investiga más para reunir más información, ejemplos y datos para respaldar tus puntos, proporcionando la atribución adecuada al incorporar fuentes externas.

Si tienes problemas para encadenar las frases, no estás solo. Encontrar tu “flow” puede ser un verdadero desafío para mucha gente. Por suerte, hay un montón de herramientas en las que puedes apoyarte para ayudarte a mejorar tu escritura.

9. Edita y revisa tu mensaje, y corrige el formato

Todavía no has terminado, ¡pero estás a punto! El proceso de edición es una parte importante de los blogs, así que no lo pases por alto. Pídele a un compañero de trabajo que sepa de gramática que revise, edite y corrija tu mensaje o intenta usar un corrector gramatical gratuito.

Cuando estés listo para comprobar tu formato, ten en cuenta los siguientes consejos:

    La imagen usada.

Asegúrate de elegir una imagen visualmente atractiva y relevante para tu post. A medida que las redes sociales tratan el contenido con imágenes de forma más prominente, los elementos visuales son ahora más responsables que nunca del éxito del contenido de tu blog en las redes sociales. De hecho, se ha demostrado que el contenido con imágenes relevantes recibe un 94% más de visitas que el contenido sin imágenes relevantes.

    La apariencia visual.

A nadie le gusta una entrada fea en un blog. Y no son sólo las fotos las que hacen un post visualmente atractivo, sino que son también el formato y la organización del post.

En una entrada de blog con el formato adecuado y visualmente atractiva, notarás que el encabezado y los subencabezados se usan para separar grandes bloques de texto, y esos encabezados tienen un estilo consistente.

Además, las capturas de pantalla deben tener siempre un borde similar y definido para que no parezcan como si estuvieran flotando en el espacio. Y ese estilo debe ser consistente de un post a otro.

Mantener esta consistencia hace que tu contenido (y tu marca) se vea más profesional, y hace que sea más fácil para los ojos.

    Temas/etiquetas.

Las etiquetas son palabras clave específicas, de cara al público, que describen un mensaje. También permiten a los lectores buscar más contenido en la misma categoría en tu blog. Abstente de añadir una lista de etiquetas a cada entrada. En su lugar, piensa en una estrategia de etiquetado. Piensa en las etiquetas como “temas” o “categorías” y elige entre 10 y 20 etiquetas que representen todos los temas principales que quieres cubrir en tu blog. Luego cíñete a ellas.

10. Inserta una llamada a la acción (CTA) al final

Al final de cada entrada del blog, deberías tener un CTA que indique lo que quieres que el lector haga a continuación (suscribirse a tu blog, descargar un libro electrónico, registrarse en un webinar o evento, leer un artículo relacionado, etc.) Típicamente, piensas que la CTA es beneficiosa para el vendedor. Tus visitantes leen la entrada de tu blog, hacen clic en el CTA, y eventualmente generas una guía. Pero la CTA también es un recurso valioso para la persona que lee tu contenido, así que usa tu CTA para ofrecer más contenido similar al tema de la entrada que acaban de leer.

¿Ves cómo así todos ganan? Los lectores que quieran aprender más tienen la oportunidad de hacerlo, y el negocio recibe una pista que pueden alimentar, ¡que incluso puede convertirse en un cliente!

Pretty modern female in white dress with open shoulders typing article for new blog on laptop. while sitting on sofa in hotel lounge during summer holidays

11. Optimízate para el SEO de la página

Cuando termines de escribir, vuelve y optimiza tu entrada para la búsqueda.

No te obsesiones con la cantidad de palabras clave a incluir. Si hay oportunidades de incorporar palabras clave, y esto no afectará a la experiencia del lector, hazlo. Si puedes hacer que tu URL sea más corta y más amigable con las palabras clave, hazlo. Pero no te atiborres de palabras clave o busques una densidad arbitraria de palabras clave. Google es más inteligente que eso.

Aquí hay un pequeño recordatorio de lo que puedes y debes buscar:

La metadescripción.

Las metadescripciones son las que están debajo del título de la página del post en las páginas de resultados de búsqueda de Google. Proporcionan a los buscadores un breve resumen de la publicación antes de hacer clic en ella. Lo ideal es que tengan entre 150 y 160 caracteres y que empiecen con un verbo, como “Aprender”, “Leer” o “Descubrir”. Si bien las metadescripciones ya no son un factor en el algoritmo de clasificación de palabras clave de Google, sí ofrecen a los buscadores una instantánea de lo que obtendrán al leer la publicación y pueden ayudar a mejorar la tasa de clics de la búsqueda.

Título y encabezados de la página.

La mayoría de los software de blogs utilizan el título de tu publicación como título de la página, que es el elemento de SEO más importante de la página que tienes a tu disposición. Pero si has seguido nuestra fórmula hasta ahora, ya deberías tener un título provisional que incluya de manera natural las palabras/frases clave que le interesan a tu público. No compliques demasiado tu título tratando de introducir las palabras clave donde naturalmente no encajan. Dicho esto, si hay claras oportunidades de añadir palabras clave que te interesan al título y a las cabeceras de tu mensaje, siéntete libre de usarlas. Además, intenta que los titulares sean cortos (lo ideal sería que tuvieran menos de 65 caracteres) para que no se vean truncados en los resultados de los motores de búsqueda.

Texto de anclaje.

El texto de anclaje es la palabra o palabras que enlazan con otra página, ya sea en tu página web o en otra web. Selecciona cuidadosamente qué palabras clave deseas vincular a otras páginas de tu web, porque los buscadores lo tienen en cuenta al clasificar tu página para ciertas palabras clave.

También es importante considerar a qué páginas enlazas. Considera la posibilidad de enlazar con las páginas que deseas posicionar bien para esa palabra clave. Podrías terminar consiguiendo que se clasifique en la primera página de resultados de Google en lugar de su segunda página, y eso no es poco.

Optimización del móvil.

Con los dispositivos móviles, que ahora representan casi 2 de cada 3 minutos pasados en línea, tener una web que responda o esté diseñada para el móvil se ha vuelto cada vez más necesario. Además de asegurarte de que los visitantes de tu web (incluidos los visitantes de tu blog) tengan la mejor experiencia posible, la optimización para móviles le dará a tu página algunos puntos de SEO.

En 2015, Google hizo un cambio en su algoritmo que ahora penaliza a las webs que no están optimizadas para móviles. En 2016 Google lanzó su segunda versión de la actualización del algoritmo de optimización para móviles, creando una sensación de urgencia para las personas que aún no han actualizado sus páginas.

12. Elige un título pegadizo.

Por último, pero no menos importante, es hora de pulir ese título provisional. Afortunadamente, tenemos una fórmula simple para escribir títulos pegadizos que llamarán la atención de tu lector. Esto es lo que hay que considerar:

  1. Empieza con tu título provisional.
  2. Cuando empieces a editar el título, ten en cuenta que es importante que sea preciso y claro.
  3. Luego, trabaja para que el título sea sexy, ya sea a través de un lenguaje fuerte, una aliteración u otra táctica literaria.
  4. Si puedes, optimiza el SEO introduciendo algunas palabras clave (¡sólo si es natural!).
  5. Finalmente, mira a ver si puedes acortarlas. A nadie le gusta un título largo y abrumador, y recuerda que Google prefiere 65 caracteres o menos antes de truncarlo en las páginas de resultados de los buscadores.

Ejemplos de post de blogs.

  1. Post basado en una lista.
  2. El post de liderazgo de pensamiento.
  3. El post de la colección curada.
  4. Presentación de Slideshare.
  5. Post de Newsjacking.
  6. Post de Infografía.
  7. Post de “cómo hacerlo”.

1. Post basado en una lista

Ejemplo: 10 nuevas formas de obtener mejores resultados de tus publicaciones en el blog.

Los posts basados en listas a veces se llaman “listicles”, una mezcla de las palabras “lista” y “artículo”. Son artículos que entregan información en forma de lista. Un listicle utiliza subtítulos para dividir la entrada del blog en partes individuales, ayudando a los lectores a ojear y digerir tu contenido más fácilmente. Los listicles están entre los tipos de contenido más compartidos en las redes sociales a través de 14 industrias.

2. Post de Liderazgo de Pensamiento

Ejemplo: Lo que desearía haber sabido antes de escribir mi primer libro.

Las entradas de los blogs sobre liderazgo intelectual te permiten disfrutar de tu experiencia en un tema en particular y compartir conocimientos de primera mano con tus lectores. Estos artículos, que pueden ser escritos en primera persona, como el post de Joanna Penn, mostrado arriba, te ayudan a construir la confianza con tu audiencia para que la gente se tome en serio tu blog mientras sigues escribiendo en él.

3. Post de la Colección Curada

Ejemplo: 8 ejemplos de evolución en acción.

Las colecciones curadas son un tipo especial de entrada de blog de listicle (el primer ejemplo de entrada de blog, descrito anteriormente). Pero en lugar de compartir consejos o métodos para hacer algo, este tipo de entrada de blog comparte una lista de ejemplos reales que todos tienen algo en común, para demostrar una opinión más amplia. En la entrada de ejemplo anterior, comparte ocho ejemplos reales de evolución en acción entre ocho animales diferentes, empezando por la polilla moteada.

4. Presentación de Slideshare

Ejemplo: El código de cultura HubSpot.

Slideshare es una herramienta de presentación propiedad de la red social LinkedIn que ayuda a los editores a empaquetar mucha información en diapositivas fáciles de compartir. Piensa en ello como un PowerPoint, pero para la web. Teniendo esto en cuenta, las entradas de blog de Slideshare te ayudan a promocionar tu Slideshare para que puedas generar un flujo constante de visitantes.

A diferencia de los blogs, las plataformas de Slideshare no suelen tener una buena clasificación en los buscadores, por lo que necesitan una plataforma para hacer llegar su mensaje a las personas que lo buscan. Al incluir y resumir tu Slideshare en una entrada de blog, puedes compartir una gran cantidad de información y darle la oportunidad de posicionarte en Google al mismo tiempo.

¿Necesitas ideas para compartir diapositivas? En el ejemplo anterior, convertimos el “Código Cultural” de nuestra empresa en una presentación de Slideshare que cualquiera puede ver y de la que puede aprender, y la promocionamos a través de una entrada de blog.

5. Post de Newsjacking

Ejemplo: Ivy se actualiza con una nueva aplicación para diseñadores.

Newsjacking” es un apodo para “secuestrar” tu blog para dar noticias importantes relacionadas con tu industria. Por lo tanto, la entrada de “newsjacking” es un tipo de artículo cuyo único propósito es captar la atención de los consumidores y, al mismo tiempo que les ofrece un asesoramiento profesional intemporal, también demuestra que tu blog es un recurso de confianza para aprender sobre las grandes cosas que suceden en tu industria.

El ejemplo de newsjack anterior fue publicado por Houzz, un comerciante de decoración del hogar y recursos de diseño de interiores, sobre una nueva aplicación móvil que se lanzó sólo para diseñadores de interiores. Houzz no lanzó la aplicación, pero la noticia de su lanzamiento no es menos importante para la audiencia de Houzz.

6. Post de infografía

Ejemplo: Los principales beneficios de estudiar en línea [Infografía].

La entrada de la infografía tiene un propósito similar al de la entrada de Slideshare, el cuarto ejemplo, explicado anteriormente, en el sentido de que transmite información para la que una simple entrada de un blog podría no ser el mejor formato. Por ejemplo, cuando se busca compartir mucha información estadística (sin aburrir o confundir a los lectores), la incorporación de estos datos en una infografía bien diseñada, incluso de aspecto divertido, puede ayudar a mantener a los lectores interesados en el contenido. También ayuda a los lectores a recordar la información mucho tiempo tras abandonar tu página web.

7. Post de “cómo hacerlo”

Ejemplo: Cómo escribir una entrada de blog: Una guía paso a paso

Para nuestro último ejemplo, ¡no necesitas buscar más que la entrada del blog que estás leyendo ahora mismo! Las guías de instrucciones como esta ayudan a resolver un problema para tus lectores. Son como un libro de cocina para tu industria, guiando a tu audiencia a través de un proyecto paso a paso para mejorar su conocimiento sobre el tema. Cuantos más posts como este crees, más equipados estarán tus lectores para trabajar contigo e invertir en los servicios que ofreces.

Si necesitas ayuda para la gestión de tu blog, no dudes contactar con nosotros.

Fuente: https://blog.hubspot.com/marketing/how-to-start-a-blog