errores-tecnicos-seo-trafico-web-como-solucionarlos

A estas alturas, ya conoces perfectamente el SEO. Has aprendido a investigar palabras clave, a desarrollar un calendario editorial, a escribir entradas de blog exitosas y a optimizar las imágenes para la búsqueda. Has escrito excelentes metaetiquetas para cada página y publicación.

Has hecho todo bien, pero tu tráfico orgánico no ha mejorado

Tal vez no has ganado suficientes backlinks. Tal vez podrías ser más exigente con el marketing en redes sociales. Esas cosas pueden marcar la diferencia, pero probablemente no son lo que está frenando tu tráfico orgánico.

Lo más probable es que tengas algunos errores técnicos de SEO que deben ser tratados.

Por ahora, asumamos que has agotado todas las opciones de SEO en la página y tu problema radica en cómo el sitio web está construido, estructurado y codificado. Esta guía analiza los errores técnicos de SEO más comunes que afectan negativamente a tus clasificaciones, y también cómo solucionarlos.

Pero primero, vamos a analizar algunos aspectos básicos para los lectores “no técnicos”:

¿Qué es el SEO técnico?

El SEO técnico es lo que hace que tu página web sea rastreable, que se pueda indexar y que sea fácil de entender para los motores de búsqueda.

Tu sitio web es tu escaparate digital, y parte del tráfico es asegurarse de que tu negocio sea lo suficientemente atractivo y útil para atraer a los compradores.

El SEO técnico es la base de tu escaparate. Sin una base técnica sólida, todo tu escaparate se desmoronará.

Google no lee tu contenido como lo hace la gente. También lee todo el código que está detrás de ese contenido, y si no construyes tu sitio web según las especificaciones de Google, esto podría perjudicar tu visibilidad en las páginas de resultados de los motores de búsqueda (SERP).

Buenas noticias: no tienes que ser codificador para entender el SEO técnico.

Algunos de los términos pueden ser un poco complicados, desde “concatenar JavaScript” hasta “redirigir bucles”. Pero no te preocupes por eso. Te explicaremos lo que necesitas saber para que Google se enamore de tu contenido como lo hacen tus lectores.

Cómo saber si tu página web tiene problemas técnicos de SEO

Necesitarás una herramienta de auditoría SEO para descubrir cualquier problema que esté disminuyendo tu tráfico orgánico.

Dos opciones populares son Screaming Frog y SEMrush. Obtendrás un informe de auditoría del sitio web que enumera tus problemas técnicos de SEO y te dice cómo resolverlos.

Lo más probable es que tengas algunos problemas que deban ser tratados. De acuerdo con un importante estudio de SEMrush realizado en 1.300 sitios web de comercio electrónico, incluso las marcas más grandes necesitan alguna solución técnica de SEO. Aquí tienes algunas estadísticas de la investigación:

  • Más del 76% de los sitios de comercio electrónico tienen 4XX errores (normalmente, “404 not found”).
  • El 95% tiene páginas con un solo enlace interno que lleva a ellas. Explicaré este fallo en la sección de profundidad de rastreo.
  • Casi el 12% de las páginas de comercio electrónico usan Flash, que también es un gran problema de seguridad.

1. Tu sitio no usa SSL (HTTPS)

SSL son las siglas de “secure sockets layer” (capa de conexión segura), y los sitios web la utilizan para asegurar el tráfico entre los navegadores y los servidores web.

Puedes saber si un sitio utiliza SSL mirando la URL. Si contiene “https”, es seguro. Si contiene “http”, le falta esa capa adicional de seguridad, y eso puede afectar negativamente a tus clasificaciones de búsqueda.

Google utiliza https como señal de clasificación, por lo que es importante incluir SSL en tu página web y asegurarte de que todas las páginas sean seguras. En primer lugar, deberás adquirir un certificado SSL de un proveedor como Rapid SSL, Symantec o Comodo.

Luego, deberás instalar el certificado en tu servidor. Si estás en WordPress, puedes hacerlo en un solo clic con el plugin de SSL Really Simple.

Enhorabuena, ¡ahora estás seguro! Bueno, casi seguro. Ahora, necesitas configurar las redirecciones 301 para asegurarte de que los enlaces a cualquiera de tus páginas lleven a las versiones https de esas páginas.

    ¿Qué es una redirección 301?

Una redirección 301 es una redirección permanente de una URL (por ejemplo, la versión http) a otra (https). Tienen muchos otros usos aparte de implementar la SSL, como el cambio de nombres de dominio o el cambio de las populares landing pages, pero son esenciales para que SSL evite problemas de contenido duplicado o mezclado.

Hay algunas maneras de implementar las 301:

  • Puedes editar el archivo .htaccess de tu directorio, pero ten cuidado: es muy fácil estropear tu sitio web usando este método.
  • También podrías editar los archivos PHP de tus páginas.

Ambos métodos requieren de habilidades de desarrollo, pero, afortunadamente, hay un plugin de WordPress para (¡casi!) cualquier cosa. 

2. Tienes problemas de contenido duplicado

Parafraseando a Frank Herbert, “El contenido duplicado es el asesino de la mente. El contenido duplicado es la pequeña muerte que trae la destrucción del tráfico orgánico de búsqueda”.

Google tiene una muy buena razón para penalizar el contenido duplicado: suele ser un signo de plagio, e incluso cuando no lo es, Google no sabe qué priorizar cuando dos páginas o entradas de blog comparten un contenido idéntico.

Es fácil de evitar, ¿verdad? Todo lo que tienes que hacer es asegurarte de que cada página y cada entrada de tu sitio web sean únicas. Lamentablemente, si no implementas https correctamente, puedes acabar teniendo dos versiones de cada página de tu sitio web: una http, otra https, cada una compitiendo por el mismo lugar en los resultados de búsqueda.

Es por esto que las redirecciones 301 mencionadas en el número 1 son cruciales.

3. La velocidad de la página y la experiencia del usuario dejan mucho que desear

Podrías crear la página web más impresionante visualmente y con más contenido del mundo, pero si la velocidad de carga de tu página es superior a tres segundos, el 40% de los usuarios se irán y llevarán su tráfico (y negocio) a tus competidores.

Un tiempo de carga lento perjudica tus esfuerzos de SEO de varias formas:

  • Directamente, ya que la velocidad de la página es un factor de clasificación móvil
  • Indirectamente, ya que los usuarios son más propensos a irse
  • Si los usuarios pulsan “atrás” en su navegador y hacen clic en otro enlace de la SERP, Google cuenta eso en su búsqueda.

  Cómo optimizar tu sitio web para tener más velocidad

Primero, ejecuta tu sitio web a través de Pingdom y GTmetrix (¡ambos gratis!) para revisar la velocidad y el rendimiento actual de tu sitio. Verás cuánto tiempo tarda tu página web en cargar, qué la está ralentizando y cómo arreglarla.

Aquí encontrarás algunas maneras de hacer que tu sitio funcione más rápido:

Redimensiona y comprime las imágenes.

Pudimos reducir tres segundos del tiempo de carga del sitio web de un cliente simplemente optimizando una imagen. Fue cargada en su resolución original a 4000×3000 píxeles. Redimensiona tus imágenes tanto como puedas, y usa un servicio como Imagify para reducir el tamaño aún más sin perder calidad.

Instala el plugin W3 Total Cache

Este es nuestro plugin favorito para optimizar la velocidad de una página web en WordPress. Mejora el rendimiento del sitio al minimizar los archivos JavaScript, CSS y HTML, permitiendo comprimir .gzip y, por supuesto, aprovechando el caché para hacer que tu página cargue más rápido.

Reemplaza los plugins que están ralentizando tu sitio

Cuando generes un informe de rendimiento en GTmetrix, haz clic en la pestaña Waterfall para ver qué partes de tu sitio están tardando más. A menudo, puedes identificar los plugins de uso intensivo de recursos que tardan más en cargarse.

Por ejemplo, usamos GTmetrix para determinar que nuestro antiguo plugin para compartir en redes sociales añadía segundos enteros al tiempo de carga. ¡Vaya! Nos cambiamos a Sumo porque proporcionaba las mismas características que necesitábamos sin bajar el rendimiento de nuestro sitio web.

errores-tecnicos-seo-trafico-web-como-solucionarlos-error-404

4. Tienes errores 4xx (lo más probable es que sean 404)

El Cuervo dijo: “404”. Los errores 4xx como “404 Not Found” perjudican tanto la experiencia del usuario como la capacidad de rastreo de tu página; ni a Google ni a los usuarios les gustará encontrar un gran obstáculo cuando están navegando.

Si alguna de sus páginas contiene un enlace a una página eliminada o a una URL mal escrita, deberás entrar y eliminar esos enlaces estropeados o bien redirigirlos a otro lugar.

Otro gran consejo del 404 es personalizar tu página 404 para evitar que los usuarios se vayan. Proporcionar enlaces a tu contenido más popular y un recuadro de búsqueda puede ayudar a que los usuarios que escriben mal tu URL encuentren lo que necesitan y permanezcan en tu página web.

5. Tu sitio web no es apto para móviles

Los dispositivos móviles son responsables de más de la mitad del tráfico de Internet en todo el mundo.

Google está al tanto y ha incluido actualizaciones que facilitan el acceso a la web a los usuarios de teléfonos móviles, incluyendo su lenta migración a la indexación de los primeros móviles y su inclusión de la velocidad de la página como un factor de clasificación de los móviles.

¿Qué puedes hacer para asegurarte de que tu página sea compatible con los móviles? En primer lugar, ve a la herramienta de Google para comprobar la compatibilidad con móviles y ejecuta un informe.

Algunos de los errores que puedes encontrar en este informe son:

Los elementos táctiles están demasiado cerca.

A todos nos saca de quicio el intentar tocar un botón o un enlace de texto en un sitio móvil, poniéndonos nervioso por el hecho de tener la desgracia del síndrome del dedo gordo. Comprueba tu página en tu móvil para asegurarte de que todos los elementos interactivos son lo suficientemente grandes y están separados para una mejor navegación móvil.

Las fuentes son demasiado pequeñas.

¿El tamaño de la letra se ve bien en el escritorio, pero se vuelven ilegibles en el móvil? Si es así, vuelve a tu CSS y ajústalo.

No has configurado la metaetiqueta viewport.

Si tu página web utiliza un diseño receptivo, este error no debería aparecer en tu informe. Si lo hace, al agregar la siguiente línea a tu página, ésta se ajustará al dispositivo que los usuarios estén usando:

<meta name=”viewport” content=”width=device-width, initial-scale=1″>

6. Google no rastrea e indexa tus páginas correctamente

Para empezar, ninguna investigación de palabras clave hará que te clasifiques correctamente si los motores de búsqueda no están indexando tus páginas. ¿Alguna vez escribiste un gran contenido, esperaste unas semanas y luego buscaste el título sin encontrar nada? Puede que tengas un problema de indexación.

Para comprobar si Google está indexando tu sitio web correctamente, accede a tu cuenta de Google Search Console (antes conocida como Google Webmaster Tools), haz clic en Google Index y, a continuación, en Index Status. Asegúrate de que el número de la caja “Total indexado” coincida con el número de páginas y entradas de tu sitio que quieres que aparezcan en los resultados de búsqueda.

Google no está indexando todas mis páginas

Existen varias razones posibles por las que Google puede no estar indexando todo tu contenido, entre ellas:

Tu sitio es completamente nuevo

Google tarda un tiempo en indexar las páginas, y ese período de espera es más largo si acabas de crear esas páginas y no tienes una gran autoridad de dominio. Para acelerar el proceso, deberías concentrarte en crear backlinks para ganar algo de credibilidad en Google.

Etiquetas de noindex

Haz clic con el botón derecho del ratón en una página sin índice, haz clic en Ver fuente de la página, y luego pulsa “ctrl-f” para buscar “noindex”. Si esa etiqueta existe, ahí está tu problema: tu código le está diciendo literalmente a Google que no incluya tu página en los resultados de búsqueda.

Páginas huérfanas

Cuando creas una página sin enlaces internos o navegación que te dirija a ella, Google la ve como una página huérfana que no vale la pena indexar. Intenta enlazar algunas páginas o publicaciones a la página no indexada.

Otro problema técnico de SEO que puedes encontrarte con la indexación es un error en el archivo robots.txt, que nos lleva al siguiente punto…

7. Tus archivos robots.txt y sitemap.xml faltan o están mal organizados

Los archivos Robotx.txt y los sitemaps XML le dicen a los robots de búsqueda cómo rastrear tu página web, pero lo hacen desde dos perspectivas diferentes. El sitemap es, esencialmente, una lista de todos los enlaces de tu página que quieres que Google indexe, mientras que el archivo robots.txt indica a los robots a) que pueden rastrear tu sitio web y b) qué páginas deben ignorar.

Tu archivo robots.txt puede ser extremadamente sencillo, ¡el nuestro lo es!

  • Agente de usuario: * significa que cualquier robot de búsqueda que quiera rastrear nuestro sitio puede hacerlo, desde Googlebot hasta Bingbot.
  • No permitir: /wp-admin/ significa que estamos bloqueando el acceso a nuestra carpeta de administración de WordPress.
  • Permitir: /wp-admin/admin-ajax.php permite a los robots rastrear contenido generado dinámicamente desde los plugins usando admin-ajax.php.

Es importante incluir robots.txt en tu página, pero los errores de formato pueden perjudicar la indexación.

Cuando empieces a utilizar robots.txt para no permitir demasiadas carpetas, puedes cometer errores fácilmente que hagan que los robots de búsqueda ignoren los archivos que querías indexar. El uso de etiquetas de noindex en páginas individuales es una mejor manera de mantenerlas fuera de la búsqueda.

Los sitemaps XML son un poco más complicados, pero hay muchos plugins de WordPress que los crean y los mantienen actualizados. Nos encantan los sitemaps XML y los feeds de Google News; además, Yoast SEO es otra gran opción.

Una vez que crees tu sitemap, envíalo a Google Search Console para mejorar la indexación de tu página web y asegúrate de que incluya todos los enlaces que quieres clasificar.

8. La profundidad de rastreo de tu sitio compite con la Fosa de las Marianas

La profundidad de rastreo se refiere a la cantidad de clics que recibe cualquier página o publicación de blog en tu sitio web.

En términos generales, no debes aspirar a más de tres clics. Esto no solo facilita a Google el rastreo y la indexación de tu sitio, sino que también facilita las cosas a los usuarios.

Existen muchas formas de mejorar la eficiencia del rastreo:

  • Usa categorías y etiquetas para las entradas del blog y enlázalas en la barra lateral del blog.
  • Implementa la navegación de miga de pan (Yoast lo hace más fácil)
  • Utiliza enlaces internos para conectar tus páginas

9. Estás gastando más de lo que corresponde con un contenido muy limitado

El presupuesto de rastreo es exactamente lo que parece: el límite superior de páginas de un sitio web que Google rastreará.

Si tienes páginas con contenido limitado o duplicado, es como si gastaras una gran parte de tu presupuesto familiar en piedras preciosas. Te quedarás sin recursos para las cosas que realmente importan.

Si tienes muchas páginas que no tienen mucho contenido, mira a ver si puedes mejorarlas individualmente para añadir más valor, o combinarlas en una sola página. Incluso valdría la pena borrarlas o no indexarlas, la idea es comunicar a los robots de búsqueda que centren su rastreo en otro lugar.

 10. Necesitas romper algunas cadenas de redirección

Demasiadas redirecciones 301 también pueden dañar tu credibilidad de SEO técnico.

Pierdes algunas acciones de enlace con cada paso de la cadena de redirección, así que si tienes que usar redirecciones (por ejemplo, mientras implementas https), asegúrate de que sea una URL la que se convierta en otra, sin paradas en el camino.

Puedes ver si las cadenas de redirección son un problema para ti descargando Screaming Frog SEO Spider, escribiendo tu URL y luego haciendo clic en Informes > Cadenas de redirección.

Lleva tu conocimiento técnico de SEO al siguiente nivel

Mientras que corregir estos 10 errores ayudará mucho a mejorar tu SEO técnico, todavía hay mucho que aprender cuando se trata de ganar esos primeros lugares en las SERPs.

Si necesitas ayuda para ejecutar todos estos cambios, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y pedir información y presupuesto sin compromiso.

Fuente: https://www.contentfac.com/technical-seo-mistakes/