Contratar a diseñadores UX

Un reciente anuncio de Bank of America decía: “La vida es móvil, al igual que su banco”. BofA no está vendiendo su producto, sino la experiencia de sus clientes. Podrías incluso decir que la experiencia del cliente es el producto.

Este ejemplo recalca una tendencia significativa que se ha dado a lo largo de los últimos años: la experiencia del cliente es la ventaja competitiva más importante en muchos sectores diferentes paras las empresas – según un nuevo estudio, el 89% de las compañías la anteponen a lo demás”. Si luego añades que los clientes están interactuando cada vez más con marcas en plataformas digitales, es indiscutible que el diseño de los productos digitales hechos por experimentados diseñadores de UX es uno de los factores clave de la competitividad empresarial. Esta moda también es válida para la empresa B2B de la compañía SaaS.

Aquí “experiencia” es la palabra clave, y esta es la razón por la que los diseñadores deben destacar y situarse por encima de los que se dedican solamente a la interfaz del usuario. Esto último se encarga principalmente de los aspectos funcionales de todas las características del producto digital. Esto es importante, desde luego, pero es sólo una parte de la experiencia digital total que puede proveer un buen equipo de diseñadores de UX.

Los recientes retos de Apple en tema de aplicaciones móviles  que saturaron a los usuarios debido al número y a la complejidad de sus rasgos dejaron claro que agregar más funciones afectará a la fidelidad de tus clientes; las características de sus productos llegaron a un punto de rentabilidad negativa.

Good UX y los servicios de diseño de UI dieron prioridad al usuario encargándose de la experiencia emocional, psicológica y funcional de los productos digitales – de la experiencia total – que no sólo mejora la experiencia del cliente, sino que deriva a un vínculo personal por parte del cliente hacia el producto y por consiguiente, hacia la empresa. Sabemos por una serie de estudios que el vínculo emocional entre los clientes y los productos conduce a un mayor nivel de referencias y recomendaciones – las mejores herramientas de marketing de cualquier compañía.

A los desarrolladores se les asigna a menudo la tarea de diseñar y construir la experiencia del usuario para empresas y, generalmente, salen más baratos que un equipo experimentado de UX. Como es de esperar, directores del proyecto con experiencia en ingeniería se ocupan primordialmente del presupuesto y de la velocidad de envío. Pero al final, este enfoque puede resultar más caro y llevar más tiempo porque no se va a crear una experiencia satisfactoria para los clientes en todos los niveles con el producto final.

Sabemos que el re-trabajo constituye más de la mitad del trabajo de desarrollo: solucionar problemas que se podrían haber evitado haciendo un estudio más completo sobre la experiencia del usuario desde el comienzo. Cuando oigo decir que los diseñadores de UX son demasiado caros, mi respuesta es que sale incluso más caro no contratarles.

Los diseñadores experimentados de UX empiezan cada proyecto con una fase de investigación que incluye decidir si hay un mercado adecuado para el producto o no (muchos productos fracasan porque no lo hay), y luego analizan a fondo los usuarios a los que va dirigido. Puede parecer que este proceso alargue el tiempo de desarrollo, pero, de nuevo, hay una alta probabilidad de futuros problemas sin este entendimiento desde el principio.

Muy a menudo el diseño UX para empresas es un terrero inexplorado; se ha mostrado en una reciente encuesta que UX ha existido desde hace menos de tres años para más del 50% de las empresas. Pero si la ventaja de tu competitividad es la experiencia del consumidor, y esas experiencias son digitales progresivamente, una buena inversión en el diseño profesional de UX entonces proporcionaría una gran rentabilidad.