Realidad aumentada en 2017

En enero del año 2017 ya los más visionarios predecían que éste iba a ser el año de la realidad aumentada y no se equivocaron en absoluto. Claro que, viendo lo que Pokemon Go había conseguido tras su salida en Julio del 2016 tampoco era muy difícil adivinar por dónde iba a ir la tendencia.

Tras el auge de Pokemon Go, en la plataforma Steam de juegos para ordenador, comenzaron a aumentar el número de opciones para realidad virtual disponibles. Los usuarios más jóvenes y tecnológicos, aquellos que, como en Roma, tan solo con levantar un pulgar o bajarlo condenan cualquier proyecto, estaban apostando por la realidad aumentada y la realidad virtual, como es lógico, las empresas se lo tomaron muy en serio y en el año 2017 comenzamos a ver mucho más movimiento.

Así pues, las gafas de realidad aumentada y de realidad virtual consiguen elevar el vuelo y alcanzar velocidad de crucero en el año 2017. Samsung fue una de las empresas que apostó por ella diseñando unas gafas que se acoplaban al móvil para poder vivir una experiencia completamente distinta a lo que hasta ahora el usuario había conocido.

En este año 2017, Apple lanza ARKit, una plataforma de software que pretende facilitar a los desarrolladores la creación de experiencias de realidad aumentada para los usuarios de iOS.

Como muchos tenían claro ya que el 2017 iba a ser el comienzo de algo muy grande y muy interesante, proliferaron también las herramientas que permitían crear aplicaciones de realidad aumentada más allá de Apple y es que lo de la RA es una cuestión compleja.

Para los que no lo tengan muy claro, la realidad aumentada es la visión de un entorno físico real a través de un dispositivo tecnológico por lo que elementos reales se combinan con los virtuales creando una experiencia de lo más peculiar y también atractiva.

Como para muestra un botón, ahí están las estadísticas que han permitido a los expertos confirmar que será una de las tecnologías, junto a la realidad virtual, con mayor perspectiva de crecimiento para los próximos años.

En estos precisos momentos, empresas tan potentes como Apple se encuentran estudiando la forma en la que esta tecnología va a cambiar el futuro porque lo que ha empezado como un juego puede llegar a suponer un punto de inflexión entre el presente y el futuro.

Con esta tecnología se podría calcular directamente sobre una imagen las dimensiones y distancias exactas de lo que se ve de forma que la realidad aumentada es muy capaz de introducir una nueva manera de hacer las cosas.

¿Qué se espera de la AR en el futuro? Está claro que muy pronto lo iremos descubriendo.