La empresa neoyorquina de tecnología “Sourcemap” está creando una plataforma que podría transformar la industria de la moda. Se trata de un mapa digital que incluye todas las fábricas de ropa en Bangladés.

Bangladés ha sido considerado durante mucho tiempo como uno de los países con más fábricas textiles del mundo (con ingresos de hasta 28 billones de dólares, solo por detrás de China). Sin embargo, este país tiene problemas con aquellas industrias que someten a los trabajadores a largas jornadas laborales en condiciones muy precarias, algo que ha dado lugar a desastres, tales como el derrumbamiento del edificio “Rana Plaza”, hace 5 años, debido al excesivo número de empleados que alojaba.

Por ello, para acabar con la explotación laboral en el sector textil que sufre este país, la empresa “Sourcemap” emplea una red de mapas, para ayudar a grandes empresas internacionales a adquirir más transparencia y responsabilidad de sus cadenas de suministro. Gracias a una subvención otorgada por la fundación C&A, esta empresa espera poder rastrear cada una de las industrias textiles que hay en este país, empezando por la ciudad de Daca, y ofreciendo detalles sobre sus certificados, informes de cumplimiento, e información sobre el método de trabajo empleado en las fábricas de ropa. “Actualmente, nadie puede imaginarse la gran cantidad de fábricas existentes en Bangladés, dónde se ubican, qué producen, cómo trabaja la gente allí…nadie lo sabe con certeza”, dice Parveen Sultana Huda, quien dirige este proyecto digital desde Daca.

Asimismo, la empresa “Sourcemap” está asociada con la Universidad BRAC (BRACU), situada en Bangladés, para realizar su estudio. BRAC, una de las universidades más grandes del mundo sin fines lucrativos, tiene como objetivo mejorar la calidad de vida de los habitantes de Bangladés a través de subvenciones.

“El equipo que trabaja en ‘Sourcemap’ se compromete a cooperar estrechamente con socios locales en Bangladés con el fin de diseñar las conexiones adecuadas desde el principio hasta el final,” dice Rhea Rakshit, directora de diseño en “Sourcemap”. “El propósito de esta empresa es recopilar información de fábricas textiles existentes sobre el terreno, y después permitir a las marcas de ropa y a otros sectores interesados tener acceso a este tipo de información a través de una plataforma de mapas digitales fácil de usar”.

En este proyecto, los datos obtenidos de este estudio detallarán las condiciones a las que los trabajadores están sometidos, tal y como han informado las fábricas textiles de Bangladés, los sindicatos y los propios empleados. Además de las estadísticas relativas a las fábricas y a los trabajadores, también serán recopiladas y publicadas las licencias, los datos de seguridad y los nombres de las marcas de ropa de cada industria textil. A continuación, todos estos datos se incluirán en el mapa digital público, diseñado y mantenido por “Sourcemap”.

Este mapa digital estará disponible para que todas las marcas de ropa y compradores puedan acceder al mismo de forma gratuita, con la esperanza de que los compradores internacionales puedan rastrear a los proveedores de una forma sencilla. Por tanto, esta plataforma también promueve que las fábricas ganen transparencia, como una medida para atraer a más empresas. Del mismo modo, según “Sourcemap”, los organismos gubernamentales también están interesados en utilizar la base de datos de dicha plataforma para inspeccionar y vigilar el sector textil.

Definitivamente, por suerte, con este proyecto se incrementará la confianza de los clientes respecto a la ropa fabricada en Bangladés, la cual ha perdido prestigio debido a los desastres producidos en las industrias textiles de este país.

Para finalizar con este artículo, destacamos las palabras de Huda, la encargada de este proyecto innovador, que exige que se acabe con la explotación laboral que los empleados de las fábricas de ropa sufren día tras día: “No pretendemos cerrar ninguna de estas fábricas, lo que queremos es que, a través de este proyecto, los empleados que trabajan en el sector textil cuenten con unas condiciones laborales dignas”.