No hace falta que te frustres para ganar dinero a través de anuncios en aplicaciones.

Monetizar una aplicación es una tarea complicada ya que la mayoría de la gente espera ser capaz de descargarse una nueva aplicación para sus teléfonos móviles gratis. Evidentemente, el problema reside en que, como promotor de una aplicación, necesitas que te paguen por todo tu trabajo. No ayuda mucho invertir innumerables horas creando una aplicación si no vas a recibir ningún tipo de compensación por ello.

Debido a esto, muchos promotores permiten que se incluyan anuncios en sus aplicaciones como una forma de generar ingresos. A pesar de que en teoría es una buena práctica, frecuentemente ésta fracasa cuando la propagación de anuncios altera la experiencia del usuario y provoca que éstos eliminen la aplicación por completo.

También vale la pena destacar que realmente solo ganarás dinero procedente de anuncios si mucha gente ha descargado tu aplicación- algo que frecuentemente no es posible sin un alto presupuesto en publicidad-. Ni qué decir tiene que los anuncios en aplicaciones no resultan siempre un método eficaz para generar ingresos predecibles de aplicaciones. Afortunadamente, existe un método mejor.

El potencial de compras a través de aplicaciones.

La mejor forma que tienen los promotores de aplicaciones para ganar dinero es ofrecer lo que comúnmente se conoce como aplicaciones “freemium” La descarga de la aplicación o juego en sí es gratis, pero dentro de dicha aplicación, los usuarios pueden realizar transacciones adicionales. Esto normalmente implica subscripciones, pagos por características o contenidos adicionales, o incluso permitir a los usuarios comprar bienes materiales dentro de la aplicación digital.

Las compras en aplicaciones ya han demostrado un claro potencial para obtener altos ingresos. Algunos estudios estiman que solo el 5,2 por ciento de los usuarios de teléfonos inteligentes compran desde aplicaciones, sin embargo, estos usuarios pueden gastar 20 veces más que otros usuarios mensualmente.

Cómo crear una aplicación exitosa

Necesitas garantizar que la experiencia merece la pena para los usuarios que pagan y los que no. La primera experiencia gratis necesita ser atractiva, por ejemplo, un juego de un teléfono inteligente debería ser divertido, incluso si un usuario nunca compra a través de la aplicación.

El contenido de pago debería añadir valor a lo que se considera como una experiencia que merece la pena. De esta forma, la aplicación atraerá a más gente y conseguirá que éstos continúen usándola a largo plazo, lo que incrementa los ingresos.

Agiliza el proceso de compra.

Muchos juegos y aplicaciones rebasan fronteras nacionales: un juego puede ser tan popular en Rusia como lo es en Estados Unidos. De por sí, no puedes dar por sentado que todos los usuarios de tus aplicaciones serán capaces de utilizar una tarjeta de crédito o una cuenta de PayPal para realizar compras desde tales aplicaciones. La falta de otras opciones de pago en mercados internacionales puede ocasionar que muchos promotores de aplicaciones se pierdan grandes oportunidades. Los promotores de aplicaciones necesitan considerar formas de agilizar el proceso de compra para usuarios de todo el mundo.

Para los titulares de tarjetas de crédito, el uso de sistemas como Stripe para tramitar pagos aumentará la seguridad y resultará más sencillo para tus clientes tener la tranquilidad en lo que respecta a sus transacciones. Cuanto más fácil se lo pongas a tu público, tendrás más posibilidades de rentabilizar con éxito tu aplicación.

No te estanques.

También es importante recordar que las compras desde aplicaciones requieren continuas mejoras. En otras palabras, no puedes adoptar el enfoque de “configurar y olvidar” para ganar dinero si quieres generar ingresos previsibles de tu aplicación. Necesitas utilizar datos analíticos para ajustar tu oferta de forma que puedas despertar el interés de tu público principal (especialmente aquellos que realizan compras desde aplicaciones).

Haz actualizaciones que garanticen que los clientes vuelvan a por más. Necesitas ayudar a que los usuarios adquieran el hábito de comprar desde aplicaciones en vez de que confíen en comprar una sola vez a través de ellas.

Si has creado un juego adictivo o una herramienta de organización, tienes que prestar la misma atención tanto a cómo piensas rentabilizar con éxito tu aplicación como a crear una plataforma fácil de usar. Mientras crees una plataforma de transacciones cómoda y repetitiva, estarás mejor posicionado para mantener tus usuarios y generar ingresos duraderos.