Como diseñar una app desde cero

 “Tengo una idea para una app o un producto. ¿Y ahora qué? ¿Por dónde empiezo? ¿Cuáles son los siguientes pasos?

Nos enfrentamos a las mismas preguntas una y otra vez a la hora de hablar con clientes y amigos que quieren desarrollar una app o un juego.

Empezar desde cero puede ser desalentador, especialmente porque mucha gente tiene la idea equivocada de que el desarrollo de un producto digital es un proceso extremadamente caro y complejo – conseguible sólo gracias a un gran equipo, mucha experiencia y una gran cantidad de recursos.

Aunque obviamente depende del alcance del producto a crear, hemos aprendido que con un proceso de producción bien organizado, la mayoría de los productos digitales se pueden crear con un pequeño equipo y a un precio razonable.

Es más, para ser un exitoso Fundador de Productos, no necesitas ninguna experiencia técnica.

Sin embargo, sí es esencial estructurar de forma adecuada y desde el día uno tu proceso de desarrollo y establecer pronto los objetivos del mismo para evitar dificultades habituales.

En esta serie de blogs te enseñaremos cómo diseñar un producto desde su concepción hasta su lanzamiento, así como las herramientas que usamos para optimizar el proceso y ahorrar a nuestros clientes tiempo y dinero.

Paso 1: Establecer la idea base de tu producto.

En las fases iniciales de pre-producción, siempre definimos una idea siguiendo la siguiente estructura:

Problema / Solución: Qué problema resuelve tu idea y cómo.

Características clave: Asume que tu software será vendido en una caja en el Wal-Mart, y luego diseña las etiquetas de esa caja. ¿Qué características clave incluirías en esa caja que resolvieran el problema de arriba? Intenta que la lista sea lo más concisa posible y elimina todo lo que no sea absolutamente necesario.

Discurso de presentación: Combina los dos puntos anteriores en un discurso de presentación para tu idea. Tendrías que ser capaz de explicar fácilmente el “qué” y el “por qué” de un producto a un total desconocido en 30 segundos o menos. Para juegos, esto incluiría los pilares base sobre los que se construirá el producto.

¡Ahora tienes una idea inicial para tu producto! Sin embargo, es importante darse cuenta de que esta idea es fluida y podría cambiar un poco conforme avanzamos por los siguientes pasos. Intenta mantener la mente abierta y deja que las necesidades del mercado y usuarios te guíen a lo largo del proceso.

Paso 2: Posicionamiento y público objetivo.

Ahora que has establecido qué hace tu producto y cómo lo hace, el siguiente paso es averiguar cómo encajará en el mercado actual.

¿Cuál es tu audiencia objetivo y cómo usarán tu producto? ¿Cómo encontrarán tu producto y qué les hará escogerlo por encima de la competencia? ¿Cómo les hará sentir tu producto? Una vez averigües los objetivos de posicionamiento de tu producto, puedes empezar entonces con el proceso de desarrollo para conseguirlos.

Deberías volver continuamente y reevaluar tu idea de producto si te resulta difícil responder a algunas de las siguientes preguntas.

Nos gusta desgranar la fase de posicionamiento con 4 preguntas:

  1. ¿Por qué el mercado necesita tu producto?

Sabes que tu producto resuelve un problema, pero eso no es lo mismo que cubrir una necesidad de mercado. ¿Por qué los consumidores y el mercado en su conjunto necesitan tu producto? ¿Qué ofrece tu producto que los consumidores no podrían vivir sin él?

Si te resulta difícil responder a esto, vuelve a la fase de ideación y ajusta tu problema/solución y características clave. Quizás necesitas resolver un problema más amplio o más específico. Quizá necesitas reajustar un poco tu enfoque.

  1. ¿Cómo se diferenciará tu producto de la competencia?

La necesidad puede estar ahí, pero aun así tu producto necesita tener algún tipo de ventaja competitiva para ganar en el abarrotado mercado tecnológico actual. Para los usuarios, los beneficios que ofrece tu producto deben ser mayores que la molestia de cambiar desde el producto de la competencia.

Si encuentras esto difícil, emplea algo de tiempo utilizando e investigando productos de la competencia. Averigua qué hacen bien y en dónde cojean. Averigua cómo innovar en su éxito y arreglar sus fallos. ¿Qué te frustra de otros productos y cómo los arreglarías?

  1. ¿Cuáles son tus usuarios y cuáles son sus necesidades?

Pasa algo de tiempo intentando entender qué tipo de gente usará tu producto, cómo piensan, cuáles son sus necesidades. Es importante crear varios públicos objetivo distintos y no intentar meter a todo el mundo en el mismo saco.

Digamos que estás diseñando una app de fitness. Tu público incluiría entusiastas del fitness, gente que hace ejercicio ocasionalmente y gente que no ha hecho ejercicio en su vida.

Mucha gente intenta definir un “público objetivo ideal” para su producto – un profesional centrado intentando conseguir su objetivo tan eficientemente como sea posible. Los usuarios ideales, sin embargo, no suelen ser los mismos que tus usuarios reales. Para hacernos una idea más realista, supón a una persona, y ahora imagínala con 4 horas de sueño, saturada de trabajo, distraída y cuyo coche se rompió esta mañana. Considera el peor caso, el mejor caso y todo lo que hay en medio.

Nos gusta hacer un mapa mental de nuestro público objetivo usando RealTimeBoard.

  1. ¿Conectará tu producto con la gente?

Volvamos al discurso de presentación y averigua el qué, a un nivel básico, atrae a tu público objetivo sobre tu producto. Mira a tu producto a través de los ojos del usuario. ¿Qué asociaciones emocionales quieres que la gente tenga con tu producto? ¿Cómo quieres que se sientan al usarlo? ¿Creará el producto estas emociones?

Si te cuesta, piensa en qué productos has disfrutado usando en el pasado. Cómo te hacían sentir al pensar en ellos, empezar con ellos o dejar de usarlos. ¿Disfrutaste esos procesos? También puedes pensar en los productos que no te gustan nada. ¿Por qué te gustan tan poco y con qué sustituirías esos sentimientos como consumidor?

Una vez que hayas respondido satisfactoriamente las preguntas de arriba, deberías tener una idea sólida sobre las características clave, público objetivo y posicionamiento de tu producto.

¡Escríbelo todo y hazlo visible! Este es el tablero de visión de tu proyecto. Tendrá influencia en todo lo de tu lista de características, diseño UI/UX y estrategia de marketing.

El siguiente paso es combinar esta información y traducir tus características clave en user stories. Los user stories son elementos vistos a través de los ojos de alguien que esté usando tu producto – y constituirán las base para tu alcance tecnológico y el desglose UI/UX.

Trataremos la creación de user stories en la próxima entrada de nuestro blog: Cómo diseñar una app desde cero Pt.1 – Idea central y colocación del producto  —  próximamente.