Apps para empresas, tu proyecto necesita una

Las cosas cambian y lo hacen deprisa con la tecnología. Esto de que tu empresa necesita una app no es nuevo, ¡qué va! Muchos profesionales del sector estarán ahora mismo diciendo a algunos de sus clientes que ven muchas posibilidades perdidas por escepticismo «¡Ya te lo avisé!» Queridos emprendedores y emprendedoras, ha llegado el momento de subirse al barco. Si aún no la tenéis, vuestro proyecto necesita una app para empresas y hay muy buenos argumentos detrás de esta afirmación.

Te estás quedando atrás sin tu app corporativa

¿Sabías que España en 2015 tenía una tasa de penetración del 66% en cuanto al uso de smartphones y que está en la cabeza de la lista de países europeos? Sí, tus usuarios potenciales están allí, en el mundo móvil, ese sector que poco a poco se ha ido distanciando de la navegación convencional a través de ordenadores para convertirse en un ente aparte.

Lo que antes era una sugerencia para los más innovadores, ahora es una asignatura pendiente, pero imprescindible de aprobar para pasar de curso.

Beneficios básicos de contar con una app de empresa para Android y iPhone

A estas alturas no se puede elegir porque la cantidad de usuarios que manejan smartphones Android y iPhone es demasiado elevada para ignorarla, así que, en resumen, estas son las ventajas que supone tener como aliadas las apps corporativas:

  • Nos permiten estar presentes, que ya es mucho, pero no solo eso, también ganar notoriedad y fortalecer nuestra marca.
  • Con las apps corporativas podemos ampliar la difusión de nuestros propios contenidos.
  • Lógicamente, una app para tu empresa te permitirá encontrar nuevos clientes y fidelizar los que ya tenías.
  • Te ofrecen un nuevo canal para comunicarte con tus clientes, que agradecerán, y a través del que puedes mejorar tu relación con ellos.
  • Te ayudará a mejorar el posicionamiento y a tener más visibilidad.

Otros beneficios importantes de contar con una aplicación de empresa

Los beneficios que te hemos presentado en el apartado anterior son casi lógicos, ¿verdad? Seguro que si te preguntaran cuáles crees que serían las ventajas de tener una app corporativa podrías haber mencionado todas o la mayoría, pero hay algunos beneficios muy determinantes que hacen que contar con una herramienta como esta ahora mismo sea imprescindible.

Contar con una app de empresa te permite estar cerca de tu cliente potencial o de tu cliente fidelizado, tan cerca como lo está su teléfono. Tu marca está en él, por lo que el branding está asegurado. En la mente de tu usuario (mindshare) estarás muy presente. No encontrarás una mejor herramienta publicitaria.

No podemos olvidar que una app de empresa nos permite emitir notificaciones lo que casi viene a ser lo mismo que contar con un sistema de newsletter solo que más efectivo porque es más rápido y llega de forma directa. Todo el mundo ve las notificaciones, pero los emails son más fáciles de enviar a la basura sin haberlos revisado. Eso sí, habrá que ser muy prudente usando esta función para que termine ofreciéndote los resultados que realmente puede proporcionarte.

Una app corporativa mejora la experiencia del usuario notablemente, de eso no cabe duda, por eso es un elemento de fidelización muy poderoso. Además de ser una herramienta de diferenciación, tener una app de empresa es una forma ideal y muy efectiva de promover tus productos y servicios presentando novedades, ofertas, etc., utilizando el sistema de notificaciones.

Al tratarse, también de un canal de comunicación directo, tener esta herramienta de nuestra parte nos ayuda a generar engagement.

Si te decides a crear tu app -y deberías- no te va a servir cualquier cosa

Como usuarios, y sin poder evitar el ojo crítico que nos otorga ser profesionales del sector, hemos podido ver apps para empresas que, en lugar de sumar, restaban. Seguramente esta idea te parecerá una locura porque ¿cómo es esto posible?

Una app de empresa debe ser útil, de lo contrario, solo es un despropósito. Una inversión inútil que nos genera una muy mala impresión ante los usuarios. Es preferible esperar a que tu aplicación sea funcional para lanzarla a hacerlo y que el cliente se encuentre con algo muy poco profesional.

Como seguramente ya sabes, no hay app para empresas gratis, todas requieren un tiempo de preparación y testeo lo que significa que para tenerla tendrás que invertir. Haz que cada euro cuente poniendo a disposición de tus clientes una aplicación corporativa en la que puedan consultar cómodamente productos, su perfil, sus pedidos y toda la información que pueda interesarles. En definitiva, la aplicación para tu empresa debe ser igual de funcional que tu página web.

¿Necesitas más razones para convencerte de que tu empresa está perdiendo dinero sin una app con la que introducirse de lleno en el nuevo escenario que marca la tecnología?