8 errores seo estudio alfa

Existen muchos atributos que un SEO debe tener para tener éxito, pero uno de lo más importantes es querer mejorar todo el tiempo. El progreso no siempre viene de hacer las cosas bien. De hecho, la única manera de mejorar es cometiendo fallos, una y otra vez.

 

Sin embargo, en lo que se refiere a SEO, un fallo podría pasar desapercibido. Quizá no seas consciente de que estás haciendo algo mal. Ahora, existen miles de errores horribles que podrías estar cometiendo, como no añadir palabras clave en títulos o comprometerte a la construccion de enlaces de baja calidad.

 

Pero aquí tienes más sutiles y recientes errores que SEO puede cometer hoy en día.

 

Para descubrir los errores recientes más comunes de la gente en SEO, decidí preguntar a varios expertos SEO de renombre la siguiente pregunta:

 

¿Puede mencionarme algún gran error en SEO que suponga un lastre para las webs de la gente hoy en día?

Algunos fueron lo bastante amables para tomarse el tiempo de compartir su sabiduría con nosotros, así que continua leyendo porque hay información de calidad por delante en esta lista de 8 errores SEO que evitar de 2019 en adelante.

 

  1. No se arreglan páginas caídas con vínculos externos
  2. Se publican demasiadas páginas de poca calidad
  3. Hay problemas de contenido duplicado
  4. Te enfocas en palabras clave fuera de alcance
  5. Ignoras el tráfico de búsqueda orgánica que ya tienes
  6. Estás usando teorías SEO sin confirmar
  7. Complicas todo en exceso
  8. Desde un principio no tienes en mente SEO

 

  1. No se arreglan páginas caídas con vínculos externos

 

Las páginas caídas son un gran problema para los sitios web, sobre todo si tienen links de respaldo dirigidas a ellas a través de dichas páginas. Ignorar páginas caídas puede ser un gran error.

 

John Doherty, fundador y CEO de Credo, un portal para conectar a expertos del marketing digital con los negocios, lo sabe y lo señala como una de los mayores errores que la gente comete, así como una de las principales prioridades de su equipo al optimizar sitios web:

 

En la respuesta, John menciona varias cosas:

 

Páginas caídas: Primero, tenemos las páginas caídas. Las páginas caídas son malas para Internet, resultando así malas para tu web.

 

¿Por qué preguntas?

 

Bueno, para comprenderlo primero tenemos que entender qué es una página caída. Una página caída es simplemente una página que no existe. Como ves, no es la página caída lo que importa, sino el enlace que dirige hacia ella.

 

Una página no existe sin otra que se dirija a ella.

Cuando Google rastrea una página web, siempre empieza por la raíz del dominio. Busca https://www.tuweb.com y luego busca enlaces.

Supongamos que el primer link que el rastreador encuentra está debajo del texto anclado “Sobre nosotros” y enlaza con https://www.tuweb.com/sobre-nosotros/ pero la página muestra un código de error 404, porque no existe fuente alguna en el servidor en esa dirección.

 

Cuando el rastreador de Google encuentra páginas con 404, pierde tiempo y fuentes, y eso no le gusta.

 

En teoría, hay infinidad de páginas 404, ya que puedes escribir cualquier cosa tras la raíz de dominio, pero una página 404 no coge forma realmente hasta que otra página existente se enlaza con ella.

 

Las páginas caídas pueden tener lugar debido a dos factores:

 

  1. Has borrado una página que ha sido enlazada (link roto debido a página caída)
  2. Alguien pone mal una URL (página caída debido a link roto)

 

Tanto el sitio web que enlaza como el enlazado que contiene el código 404 lo sufren.  Si tienes muchos links rotos en tu web, Google se “molestará” ya que estás constantemente malgastando sus recursos.

 

Links de respaldo: El segundo punto que menciona John es en cuanto a la dirección de los links de respaldo a las páginas caídas. Como hemos mencionado antes, algunos ocurren por errores al escribir una URL, lo que no es tu culpa.

 

Sin embargo, si tienes 10 webs que enlazan con una de tus páginas y borras esa página porque piensas que ya no es relevante, entonces pierdes la equidad que esos 10 links de apoyo proporcionaban. ¡Malo para SEO!

 

El explorador del sitio cognitiveSEO es ideal para descubrir links de respaldo que dirigen hacia páginas en tu web:

 

También puedes tener enlaces internos rotos, así como links externos rotos que dirigen desde tu web hasta páginas con 404 en otros sitios web y también debes arregarlos Pronto, el 12 de Diciembre de 2018, cognitiveSEO dará luz a su módulo OnPage que podrás usar para determinar si tienes algún link interno roto, así que ¡asegúrate que le echas un vistazo! Aquí tienes por primera vez un avance.

Grandes sitios web: Después, vemos que John menciona algo sobre grandes sitios web. ¿Por qué? Muy simple. Es fácil hacerse un lío en un sitio web grande. En uno pequeño, quizás tengas uno o dos 404, pero son fáciles de localizar y arreglar.

 

Quizás tienen algunos links de apoyo cada uno, pero no se pierde mucho. Sin embargo, cuando tienes cientos de páginas, esa equidad de links amplía muy rápido.

 

Redirecciones: Finalmente, existen las redirecciones. John nos comenta que para arreglar el problema, él siempre las redirecciones propias. Usando un código de redirección 301 desde la página/link roto hasta otra página relevante, podemos pasar la equidad del link desde links de respaldo malgastados.

 

Para un efecto máximo, no redirijas simplemente a la página de inicio o alguna página que quieras ordenar si no es relevante. En su lugar, enlaza a la página más relevante y luego usa links internos en textos anclados rodeados de secciones de contenido importante para pasar la equidad a páginas más importantes.

 

Este es el tipo de arreglo SEO que puede traer resultados invisibles “por una noche”. ¡Gracias, John, por este maravilloso aporte!

 

  1. Se publican demasiadas páginas de poca calidad

 

Otro problema que generalmente está relacionado con sitios web grandes es el de “poco contenido”.

 

Aunque no siempre es el caso, cuando tienes una web pequeña, es fácil conseguir páginas decentes. Sin embargo, cuando tienes una web con miles de páginas, el esfuerzo requerido para tener contenido cualitativo en todas es mucho mayor.

 

Las páginas con poco contenido son aquellas que no tienen valor añadido a lo que ya está en la web. Google no tiene ninguna razón para hacer un índice del sitio, por lo que acabarás en resultados omitidos o te saldrá este mensaje en el cuadro de búsqueda:

El mensaje de arriba es una acción manual, lo que significa que tendrás que enviar una petición de revisión y alguien contratado por Google echará un vistazo a tu web para determinar si has arreglado el problema. Esto puede llevar su tiempo, ¡así que ten cuidado! Sin embargo, es posible que el algoritmo “penalice” tu web sin avisar, simplemente sin clasificarlo.

 

Matt Cutts, el ex-jefe de Spam en Google lo explica así:

El tema es, el “poco contenido” no siempre significa que el sitio requiera texto. ¿Por qué digo esto? Bueno, Matt Cutts menciona las “páginas puerta” como ejemplo pero no da una alternativa a ellas. ¿Qué pasa si tienes una web que ofrece el mismo servicio en 1.000 ciudades? ¿Debes escribir contenido “único” para cada página?

 

La verdad es que no hay alternativas a las páginas puerta. Son de poco contenido o tienen contenido único cualitativo. Sin embargo, hay mucho más que contenido en lo que se refiere a clasificación. Así que si tienes un servicio de alquier de coches, no es necesario que añadas contenido de relleno, pero tienes que hacer bien otras cosas. Estructúralo muy bien, asegúrate de que tu diseño está orientado al usuario y quizás considera hacer un blog para añadir contenido de relevancia a tu web.

 

Hablo más sobre esto en este artículo sobre alternativas a páginas puerta

 

Sin embargo, aunque conlleva mucho tiempo añadir contenido original a cada página, puede valer la pena si de verdad quieres sobresalir. Google no tiene razones para incluirte en los resultados de búsqueda si la información que proporcionas ya está ahí, exactamente de la misma manera.

 

De nuevo, la herramienta CognitiveSEO OnPage que verá la luz el 12 de Diciembre de 2018, puede ayudarte a identificar páginas con poco contenido.

 

El poco contenido es un gran problema hoy en día, sobre todo para los sitios web eCommerce más grandes, y deben ser tratados como tal. ¡Gracias, Eric por este gran añadido a nuestra lista de errores!

 

  1. Hay problemas de contenido duplicado

 

Muy estrechamente relacionado con las páginas de poco contenido están las páginas duplicadas, que son incluso peores. Andy Drinkwater (¡sé que ese es verdadero nombre! mola, ¿verdad?) de iQ SEO lo sabe muy bien:

 

Las páginas duplicadas pueden tener lugar debido a dos factores. Por ejemplo, un cliente mío tuvo un plugin de traducción muy mal implementado que creaba duplicados del idioma de origen para las páginas que no disponían de traducciones. Malo para SEO.

 

Tengo que admitir, no obstante, que estoy en cierto modo sorprendido de que alguna gente haga esto voluntariamente a ellos mismos. Aunque… tuve un cliente que me preguntó por qué sus competidores clasifican con dos páginas para la misma clave. Por su propia cuenta, quizá haya duplicado sus páginas, ¿quién sabe?

 

De cualquier manera, duplicar contenido no es bueno. No sólo es que no estés proporcionando nada de valor y te metas en los resultados omitidos de Google, sino que estás malgastando los recursos de Google y eso con el tiempo quizá afecte a toda tu web.

 

Juro que no fui selectivo con estas respuestas, pero de nuevo, el aporte de Andy encaja perfectamente con nuestro módulo OnPage que lanzaremos pronto. Podrás utilizar la herramienta para identificar fácilmente qué páginas son 100% copias de otras e incluso qué páginas tienen sólo contenido similar.

 

El contenido duplicado es, en definitiva, un problema que afecta a muchas webs. ¡Gracias, Andy, por compartirlo con nosotros!

 

  1. Te enfocas en claves fuera de alcance

 

Es bueno tener grandes sueños, pero a veces, los sueños demasiado grande pueden agobiarte y desmoralizarte. Si quieres ser capaz de levantar esos 100 kg, primero tienes que ser capaz de levantar 20.

 

Andy Crestodina, de Orbit Media, nos cuenta que la gente debe establecer claves:

 

Muchas veces, la competencia es díficil de explicar a los clientes, ya que la autoridad y la clasificación de página muchas veces se entienden mal o son asuntos demasiado complejos. Así, Andy ha inventado un pequeño sistema para explicar mejor y más fácilmente cómo se deben enfocar las palabras clave.

 

Ya que es difícil explicar los links y la autoridad, he comenzado a utilizar una manera simple para validar posibles frases:

  • Si tienes una web más nueva, más pequeña o sin fama alguna, enfócate en frases de cinco palabras.
  • Si tienes relevancia en tu gremio, pero no eres una marca famosa, enfócate en frases de cuatro palabras.
  • Si eres alguien importante con una web popular, no te lo pienses y enfócate en frases de tres palabras.

Aquí tienes una gráfica que ayuda a recomendarlo…

 

Tengo que señalar que aunque siempre ha existido una correlación entre un menor volumen de búsqueda y un mayor recuento de palabras, no siempre se da este caso.  Muchos de vosotros quizá consideráis que las palabras claves de “cola larga” son aquellas con más palabras en la frase, pero el término “cola larga” proviene del gráfico de búsqueda:

Así que, teóricamente, puedes encontrar palabras de alto y bajo volumen de búsqueda, y también de recuento alto y bajo de palabras. Alguna de estas dos o tres frases clave podrían incluso tener muy poca competencia.

 

Puedes leer más acerca del verdadero significado de las palabras claves de “cola larga” aquí

 

Sin embargo, como dijo Andy anteriormente, es muy difícil entender que es “competencia baja” en cuanto a SEO, así que, ya que existe una correlación entre el volumen bajo de búsqueda y un recuento alto de palabras, hay una gran probabilidad de que no te equivoques con ello.

 

Cuando se está empezando, siempre es mejor comenzar enfocándose en palabras de baja competencia y hacerte un hueco hasta la cima. ¡Gracias, Andy, por el aporte y también por tan útil gráfica!

 

  1. Ignoras el tráfico de búsqueda orgánica que ya tienes

 

Ya que hemos hablado sobre qué palabras claves quieres clasificar, ¿por qué no hablar un poco sobre las claves para las que ya estás clasificando? Cyrus Shepard, ex Mozzer y fundador de Zyppy, sabe muy bien el valor que tienen los datos de clasificación de claves:

 

Ya sabes…quizá no tengas idea de qué palabras estás ordenando. Quizá estés pensando: “Ya las estoy clasificando, ¿por qué debería preocuparme?”

 

Bueno…la verdad es que quizás obtengas algo de tráfico de palabras que ya clasificas, pero no todo. Si obtienes 5 búsquedas de una palabra que al mes tiene 100 búsquedas, probablemente no estés en primera posición porque la media CTR (Clicks through rate) para el primer puesto es, más o menos, 30%.

 

O estás en el número 5 o por debajo, o tienes un CTR bastante malo que no durará mucho en los puestos de arriba. Si estás en 5º posición o más arriba, entonces aún tienes margen de mejora.

 

Puedes monitorizar las palabras clave que ordenas en la analítica de tu página, o usando Google Tag Manager en tu web y añadiendole Google Analytics. También hay una gran cantidad de información en la consola de búsqueda.

 

También puedes usar la Herramienta de optimización de contenido de CognitiveSEO para identificar fácilmente términos que debes añadir a tu contenido para hacerlo más relevante para palabras específicas:

 

Cyrus habla más sobre esto aquí ¡Asegúrate de que lo lees bien! Cyrus, ¡Muchas gracias por compartir tu sabiduría con nosotros!

 

  1. Estás usando teorías SEO sin confirmar

 

Si tus movimientos SEO se apoyan en teorías sin confirmar, entonces es muy probable que no estés clasificando alto muy rápidamente.

 

Josh Bachynski, fanático de la ciencia y renombrado “acechador” de Google, disfruta mucho con ésto. Él recomienda que la gente tome un método más científico en lo que se refiere a factores de clasificación de búsqueda porque, al fin y al cabo, se trata de un algoritmo:

 

Lo que John intenta decir es que siempre debes poner a prueba tus métodos SEO antes de que los implementes, y tienes que probarlos de la manera correcta.

 

Un buen ejemplo que nos da aquí, es la técnica de reducción de contenido. Lo probamos y aparentemente funcionó. Nuestros rankings de búsqueda orgánica empezaron a subir. Sin embargo, este test no estaba aislado, por lo tanto no era científico en verdad. No sabemos si el aumento del tráfico de búsqueda orgánica fue debido a la reducción de contenido o a otros factores, ya que esto sucedió durante un período de tiempo más largo.

 

También puede decirse esto sobre otros tests. La mayoría del tiempo la gente aborda la optimización de motor de búsqueda desde múltiples ángulos al mismo tiempo, y resulta muy difícil atribuir el crecimiento a un solo factor. Puedes leer más sobre la técnica de reducción de contenido aquí

 

También te dice que no confíes mucho en Google. Suelo estar de acuerdo. Aquí, un ejemplo: “Las redes sociales no son un factor clasificatorio” Tómalo como es, y te olvidáras completamente de construir una estrategia de marketing de redes sociales. Sin embargo, si también tienes en cuenta que las redes sociales pueden aportar links de apoyo a tu web, entonces quizá reconsideres las cosas. Por supuesto que publicar en Facebook diariamente consiguiendo 0 likes es una pérdida de tiempo, pero comprométe un poco y verás como puede darte un empujón.

 

Puedes echar un ojo al canal de Josh en YouTube para más info sobre su método científico y cómo decide sus factores de clasificación. También es divertido ver cómo sigue pinchando a los oficiales de Google.

 

  1. Complicas todo en exceso

 

Cambiando radicalmente de tema, mucha gente complica las cosas en exceso en lo que se refiere a optimización de motores de búsqueda. Ésto es en mayor medida cierto, sobre todo para principiantes o startups que quieren rankings de búsqueda orgánica altos en tiempo récord.

 

Aunque Josh lo confirma, que debes poner a prueba tus teorías y elegir tus técnicas sabiamente, la mayoría de las veces es mejor ceñirse a lo básico.

 

Kevin Gibbons, CEO de Re:Signal, conoce bien todo esto y lo hace notar en su respuesta:

Kevin lo argumenta muy bien. Hace poco he tenido una cliente que me contó acerca de su anterior experto local en SEO y su trabajo.  ¡Me quedé a cuadros! Casi 100 links de respaldo, hechos en los últimos 6 meses (es muchísimo para el mercado Rumano), mientras que el título de la página de inicio aún era sólo el nombre de la marca, en mayúsculas. Literalmente, ¡ninguna página en el sitio web estaba enviando ninguna palabra clave con el título! ¡Imperdonable!

 

Kevin, gracias por la respuesta y por la increíble presentación que diste en la conferencia de comerciantes de contenido WeContent en Bucarest, Rumanía.

 

Volviendo al tema, tenemos a Aleyda Solis, portavoz internacional de SEO y consultora con resultados alucinantes:

SEO es un dominio en constante cambio y tienes que estar permanentemente pendiente de actualizaciones como la primera de índice para móvil. No obstante, estas actualizaciones resultan en un problema real: la mayoría de las webs no están hechas para móviles, y la mayoría de usuarios hoy en día los utilizan para realizar búsquedas.

 

Pero estar constantemente detrás de la próxima actualización, dar un giro de 180 grados a tu estrategia, o dejar de lado lo esencial para perseguir cosas que no son ciertas, no te hará ningún bien.

 

Aunque es bueno estar al día con todo (y debes estarlo), sería una mejor idea si los cimientos de tu estrategia estuviesen basados en lo principal de SEO, lo más duradero.

 

Aleyda fue tan simpática que nos concedió dos respuestas, así que sigue leyendo:

 

  1. Desde un principio no tienes en mente SEO

 

Aquí tenemos unas sabias palabras de Aleyda. Dejé este para el final porque es muy cierto y muchos especialistas en SEO se verán identificados. La mayor parte del tiempo, ni siquiera son los expertos SEO los que cometen los errores, sino los clientes:

 

Muchas veces, SEO puede posponerse porque parece que hay otras cosas más importantes. Mucha gente diseña su web con el “Dejaré SEO para después”, para después darse cuenta que su web está completamente mal diseñada y que se requieren grandes cambios para convertirlo en compatible con SEO.

 

Los empresarios prefieren contratar expertos en PPC que comerciantes de contenido. Sólo piden su opinión a un consultor de SEO después de que la mayoría del desarrollo de la web ya ha sido hecho.

 

Por ejemplo, este estudio descubrió que los botones “cargar más” convierten mejor que la paginación en cuanto a eCommerce.  Léelo y quizás quieras cambiar immediatamente a los botones “cargar más”, o diseñar tu web de esa manera desde el principio. Sin embargo, quizá olvides por completo el hecho de que básicamente borrarás cientos de páginas de tu sitio web y esconderás el contenido bajo algunos JS (Java scripts) que para nada garantiza que Google descubra. Bueno para la conversión, malo para SEO.

 

Si quieres ver buenos resultados con SEO y a la vez minimizar costes, deberiás empezar con SEO en cuanto comiences a desarrollar tu web. De lo contrario, todo se hará más difícil y más largo.

 

¡Gracias, Aleyda, por compartir tu experiencia con nosotros!

 

Conclusión

 

Si eres un profesional en SEO o en marketing digital y estás cometiendo alguno de estos errores, ¡pon medidas para arreglarlos inmediatamente, ya que afectan a tu web drásticamente! Con suerte, esta lista de errores comunes a evitar en SEO de 2019 en adelante, será muy útil para ti, y para tu equipo.

 

¿Qué errores de SEO has cometido hasta ahora? ¡Compártelo con nosotros en los comentarios para que podamos aprender de ellos!