Para los no iniciados, SEO significa Search Engine Optimization (Optimización de los motores de búsqueda) y se trata de un conjunto de técnicas que puedes -y debes- aplicar para que los motores de búsqueda sean capaces de localizar tu web y mostrarla a aquellos usuarios a los que pueda serles útil. Si necesitáis usar técnicas especiales para ayudar a tu página web aparecer en los primeros puestos de búsqueda de Google, necesitas hacer SEO, pero no cualquiera, sino un buen SEO.

Google necesita considerar una variedad de factores para ayudar a los usuarios encontrar las páginas más relevantes para sus búsquedas. No consideres el SEO un camino para hacer trampas, mejor piensa en el SEO como una ayuda para los motores de búsqueda. Después de todo, cuando estas tecleando cosas como, por ejemplo, “¿Qué es SEO?”, en la barra de búsqueda de Google aparecen artículos explicándote lo que quieres encontrar, ¿verdad?

Tener un blog con gran contenido es solo el comienzo de tu viaje con SEO. Aquí hay 5 maneras sencillas de optimizar tu sitio web, incluso si eres un principiante.

Encuentra y usa palabras clave con relevancia.

Los usuarios normalmente teclean las mismas frases en Google cuando están buscando algo. Frases del estilo “cómo hacer risotto”. Si todo está bien esta solicitud de búsqueda resultará en respuestas directas a la pregunta como, por ejemplo, la propia receta del risotto. Los humanos, como especie, no somos diferentes los unos con los otros, tendemos a escribir el mismo tipo de solicitudes de búsqueda una y otra vez.

Puedes encontrar términos y frases de búsqueda usando Google Keyword Planner. Para ello, simplemente entra con tu cuenta de Google y selecciona “Search for new keywords using a phrase, website, or category.” Escribe algo —por ejemplo, recetas de risotto— y una gran variedad de frases relacionadas que los usuarios de Google usan aparecerá. Estas frases son las llamadas “keywords” (“palabras clave”) y son la esencia de asociación a tu blog.

Puedes usar esta herramienta para determinar qué palabras clave hacen tu blog más relevante. Si tu blog va, por ejemplo, sobre decoración interior, podrías encontrar con la herramienta de Google que “estilo moderno de mediados de siglo” es un término que está siendo muy buscado. Incorporando esta frase en tu blog- ya sea como tema o en un post existente sobre estilo moderno- es más fácil que atraigas a buscadores que están intentando buscar eso.

Utiliza las etiquetas de título H1 con moderación

En HTML, H1 significa titular principal, que es el titular más largo y prominente de la página. El H1 es una de las primeras cosas que aparecen en los motores de búsqueda después del título de tu página lo que lo convierte en un elemento muy poderoso, de hecho, los títulos de las páginas son una de las nueve cosas que el motor de búsqueda considera más importante.

Es muy fácil añadir muchos títulos H1 en una página simplemente seleccionando el texto con etiquetas <h1></h1>; sin embargo, haciendo eso estás confundiendo a los motores de búsqueda, que priorizará los títulos H1 si solo hay uno y los tratará como contenido menos relevante. Usa H1 para el título principal de tus páginas y H2 y H3 para los subtítulos o subsecciones. En el título principal debería poner algo relevante para los usuarios que incluya la palabra clave.

Consigue algunos backlinks de calidad

Los backlinks tienen mala fama porque los vendedores han abusado excesivamente de este recurso durante muchos años. Sin embargo, no es un término dañino – literalmente un backlink es un hipervínculo que viene de una a otra página web.

La razón por la que a veces se asocia a algo negativo es porque tiene un punto débil en Internet: las que se hacen llamar empresas SEO, pero que no lo son realmente, y que quieren que pagues para enlazar tu sitio a sus sitios de menos calidad de contenido. ¡No lo hagas! Esta es una decisión que te llevará por el mal camino de Google.

¿Cómo se pueden conseguir mejores formas de backlink? Quédate con la manera orgánica, no la de pago. Si aportas un servicio, fomenta a tus clientes a escribir análisis en otros sitios. Si eres blogger, pídele a otro blogger si puedes escribir un post en su sitio y enlázalo con tu página web. Si usas comentarios de WordPress asegúrate de que tu nombre de usuario esta enlazado a tu blog.

En general, los backlinks son la forma número uno de Google para decidir qué sitios tienen autoridad y clasificarlos de acuerdo a eso. Después de todo, si otros sitios están enlazados al tuyo, Google debería hacerlo también. Si escribes un buen contenido y participas en la comunidad online, puedes desarrollar un ecosistema sano de backlinks con el tiempo.

Crea un sitemap y cuéntaselo a Google

Un sitemap es una lista básica de las páginas accesibles en el motor de búsqueda. Los sitemaps están escritos normalmente en XML, un lenguaje que los crawlers o rastreadores pueden entender y transmitir a los motores de búsqueda.

No necesitas saber nada de XML para escribir tu sitemap. Puedes copiar un ejemplo de Google o usar alguna herramienta gratis para generar una. O, si estáis usando WordPress, es muy simple instalar Google XML Sitemaps plugin.

El plugin automáticamente notificará a Google (y, a decenas de otros motores de búsqueda) de esta nueva forma que tiene el crawler para poner tu contenido en el buscador. De todas maneras, necesitas informar a Google por ti mismo de la existencia de este sitemap. Google Search Console Sitemaps tool te guiará en el proceso.

Sobre todo, escribe contenido para seres humanos

Google y otros motores de búsqueda mantienen sus algoritmos en secreto, ya que ellos no quieren que seamos capaces de aprovecharnos de sus debilidades. También, porque ellos cambian constantemente.

El objetivo de los motores de búsqueda es emparejar el contenido más relevante con las personas que lo están buscando, para ello debemos crear contenidos de calidad optimizados correctamente para SEO, pero teniendo como prioridad a la persona que lee el contenido.

El contenido que suele ser más relevante es el atemporal, aquel que no caduca y que las personas pueden usar una y otra vez. Si realmente a los usuarios les gusta algo, lo publicarán es sus páginas de Facebook o se lo enviarán a sus amigos; y como este contenido está siendo compartido, los motores de búsqueda se darán cuenta y lo clasificarán de los primeros. Así que no cometas el error de escribir para robots como si fueran tu audiencia. Haz de tu sitio web un lugar donde los humanos encuentren lo que buscan y en el que tengan una experiencia agradable.