Casi todo lo que comemos, llevamos puesto y compramos -desde arándanos hasta cigüeñales- pasa por la cadena de suministro. Las empresas que ayudan a guiar todos esos productos a lo largo de esa cadena son la causa de un sorprendente 7.5% del PIB estadounidense.

Debido a los altos costes del transporte de mercancías desde el punto A al punto B, las empresas están siempre procurando ahorrar dinero, además de mejorar los servicios. Las nuevas tecnologías pueden ser la respuesta.

Gracias a innovaciones en inteligencia artificial y registros tecnológicos distribuidos, conocidos como cadena de bloques, la realidad aumentada está preparada para transformar el programa utilizado para dirigir las cadenas de suministro.

La realidad aumentada, la cual cubre información sobre el mundo real (pensad en aquella línea amarilla mostrada durante partidos de fútbol televisados para indicar el lugar del primer marcador) ayudará a los conductores de camiones, empleados de almacenes y gerentes de empresas a mantener un seguimiento de los productos desde el segundo en el que éstos salen de la fábrica hasta el momento en el que llegan a tu puerta.

Usando sensores en el embalaje, los gestores de empresas serán capaces de llevar a cabo análisis avanzados sobre cómo están hechos los productos de las empresas. En tiempo real, una fábrica puede aumentar o reducir la producción basándose en las ventas de aquel día en miles de sucursales.

Datos científicos que trabajan en la cadena de distribución de contenidos digitales pueden generar nuevas percepciones desde sus productos independientemente de si el envío está situado al fondo de un camión de reparto o en el mismo almacén distribuidor. Si las ventas son tan fuertes como el pronóstico, los fabricantes pueden recortar pérdidas haciendo menos productos y redistribuyendo los mismos donde sean demandados.

Con más de un billón de teléfonos de RA inteligentes habilitados y tabletas ya en uso, las empresas no tienen que esperar a unas gafas de realidad aumentada de bajo coste para empezar a obtener los beneficios de la realidad aumentada. Aquí se presentan cinco formas en las que la RA está transformando la cadena de suministro en una herramienta rápida para la distribución mundial:

1) Servicio de selección y envío

La realidad aumentada está siendo usada en almacenes para localizar productos de manera más eficiente y empaquetarlos en cajas de envío. Una de las partes más costosas de operar un servicio de selección y envío es entrenar a nuevos trabajadores para dirigir un gran almacén y encontrar el producto que ellos están buscando. Las gafas de RA pueden dibujar una línea imaginaria en el suelo del almacén para simplificar la búsqueda y el entrenamiento.

2) Robótica colaborativa

Los robots son la realidad aumentada más novedosa. Los empleados, sentados cómodamente en sus escritorios, pueden llevar gafas de realidad aumentada que les permiten observar cómo ve un robot en un almacén. Las gafas de RA ahora pueden representar mediante gráficos las rutas de los robots en almacenes y usar su fuerza para levantar y mover una carga pesada. Tareas peligrosas y repetitivas, tales como cargar un camión, pueden ser delegadas a robots que operan con guía humana cuando se trata de la mejor manera de cargar productos para conseguir la carga máxima. Además, la logística de los robots es capaz de examinar los daños de cada producto, comprobar su peso y atenerse a cualquier instrucción de los paquetes de envío. Estableciendo relaciones entre robots y los gerentes, los clientes pueden automáticamente ser avisados de si algún producto no está disponible antes de que el camión salga del almacén.

3) Mantenimiento

Solucionar un problema antes de que ocurra es la forma de mantenimiento más rentable. Con muchos motores de aviones ahora transmitiendo el uso de datos a través de conexiones inalámbricas cuando éstos están en tierra, la realidad aumentada ayuda al personal de mantenimiento a reducir el tiempo en el que el motor está parado comparando datos del motor con el historial de otras aeronaves similares con sistemas de aviónica. Estos algoritmos sugieren en ese momento un mantenimiento antes de que un problema sea probable que ocurra. Para los aviones que pasan la mayoría del tiempo en lugares remotos, la realidad aumentada también puede habilitar más equipos con mayor experiencia de mantenimiento en las aerolíneas para ver con qué están lidiando los técnicos locales y proveerles de la ayuda oportuna.

4) Entrega a domicilio

En logística, la entrega a domicilio a los clientes es la más cara. La realidad aumentada puede ahorrar dinero reduciendo casi a la mitad el tiempo empleado en realizar entregas a domicilio. Según un informe de DHL, los camioneros destinan desde el 40% hasta el 60% del día buscando dentro de su camión los pedidos para repartir. En vez de tener que recordar cómo fue cargado el camión por la mañana, la realidad aumentada se utiliza para identificar, etiquetar, ordenar y localizar todos los paquetes. Esta innovadora tecnología, en conjunto con la inteligencia artificial y las gafas de RA también puede guiar al conductor a la vivienda o edificio donde tendrá lugar la entrega. Estos sistemas registrarán cada entrega de forma que nuevos conductores se beneficiarán de las experiencias de conductores anteriores. Pronto, a todo conductor se le proveerá de gráficos de cada edificio que encuentren.

5) Compras

La capacidad distribuidora de la cadena de bloques está siendo combinada con realidad aumentada para traer transparencia y trazabilidad para las compras. Toda la cadena de suministro se desmorona cuando los clientes no están seguros del origen o autenticidad de un producto. Cada año, billones de dólares son destinados a la falsificación de medicamentos distribuidos a los pacientes y decenas de miles están muriendo. Utilizar la realidad aumentada para identificar y monitorizar cada envío desde el fabricante al consumidor es una forma de ayudar a resolver este grave problema. Registrar cada transferencia de la propiedad en una cadena de bloques también puede ayudar a buscar el origen del pescado o de las cosechas.

Grandes centros de datos dirigen la toma de decisiones detrás de la distribución mundial de productos a través de cadenas de suministros. La realidad aumentada está ahora equilibrada para incrementar exponencialmente la velocidad a la que la información puede ser analizada y cómo actúa ésta. La percepción que la realidad aumentada trae a la cadena de suministro puede ser utilizada para impulsar a la próxima generación, la cual contará con vehículos autónomos e incluso enviará drones.